martes, 15 de septiembre de 2009

Ya soy papá

Aún no me lo ha dicho, porque nació el pasado 3 de septiembre y sólo mantengo de él su olor profundo de recental recién bañadito, con las cremitas que su mamá le pone, la ropita que le sobra, la leche que rebosa por su boquita de rosa... Pero ya me resuena por adelantado, en lo más profundo de mí: "Papá, papaíto". Lo vi salir de las entrañas de su madre hace doce días, con sus manitas equilibrantes, su ceño fruncido –como el mío– y su llanto de gatito recién llegado a un mundo que le aplaude sin que él sepa por qué. Le corté el cordón umbilical que lo unía a aquel mundo placentero (de placenta). Hoy se le ha caído, reseco en este otro mundo en el que ya no es preciso porque le dedicamos todas las horas del día y de la noche a que no le falte ni gloria. Mama mejor y llora menos cuando lo bañamos. Abre más los ojos y a cada rato nos despista con el parecido. Se parece a sí mismo.

Llevamos casi dos semanas apartados del mundanal ruido. Todo importa muchísimo menos. Nunca imaginé que Jaime iba a influir tan decisivamente en nuestras vidas. Basta una mirada suya para dejar lo demás para luego.

La felicidad era esto. Y estaba tan cerca.

15 comentarios:

Fae dijo...

¡Felicidades de nuevo!

José D. Mora dijo...

Tecleo este comentario y aún tengo los vellos de punta después de leer tus impresiones. Hacía tiempo que no me emocionaba tanto con un texto escrito. Qué breve, pero qué intenso, qué emocionante. Tuve la suerte de estar con vosotros tres (Marina, Jaime y tú) el jueves pasado y las palabras que acabo de leer me llegan aún más. Hacía tiempo, Álvaro, que no te veía tan desinhibido de tus múltiples quehaceres diarios y tan ilusionado. Se percibe fácilmente, hermano, y me alegro en lo más hondo del corazón por ti. Tu vida, desde que te conocí, ha sido un camino de rosas, de éxitos (evidentemente te sobra talento para haberlo conseguido) y, reitero, me hace muy feliz percibirte así porque te quiero, te queremos, hermano. Un abrazo.

Isabel Álvarez. dijo...

Que sepas, Álvaro, que le diré a tus alumnos que lean esto tan bonito que le has dedicado a tu hijo, qué contento se pondrá cuando lo lea, un abrazo, Isabel.

José Romero dijo...

He leído tu entrada y he pensado en los versos de Miguel Hernández a su hijo: "Eres mi ser que vuelve hacia su ser más claro..." No imagino una alegría mayor. Por eso, felicidades otra vez.

Álvaro Romero Bernal dijo...

Gracias, amigos. Os imagináis sólo de lejos esta felicidad. Bueno, con la excepción de Isabel que ya la conoce. José Domingo, radicalmente exagerado, como siempre. Pepe, gracias por recordarme los versos de Hernández. No me queda más que decir: "Eso, eso, lo mismo que dice Miguel".

Anónimo dijo...

Enhorabuena y muchas felicidades! Se nota que ese niño os hace bastante feliz:D! Me alegro mucho. Tu ex-alumno del IES Zaframagon, Rubén Villalba.

Anónimo dijo...

Muchas felicidades Alvaro me alegro de que estes tan feliz y tan contento con la llegada de jaime.Isabel nos lo a comentado jijiji.Las palabras dedicadas a tu hijo son preciosas pareces un poeta jajaja bueno un saludo y me alegro mucho por jaime dale un besito de parte mia recuerdos.MARIA JOSE USAGRE CABEZA.

Anónimo dijo...

Enhorabuena. Muchas felicidades. Disfrútalo ahora, que luego crece y casi que te arrepientes de no habértelo comido... No a besos, sino literalmente.

Un colega papá de adolescente.

José D. Mora dijo...

¡Vaya por dios!, ahora voy a quedar como el sempiterno radical exagerado. En fin, vaya lastre. Un abrazo, papi.

Anónimo dijo...

Alvaro!:D somos María Roldán y Silvia Toledo...nosé si te acordarás de nosotras,fuistes profesor de lengua en 2º de eso y ahora estamos ya en 4º y todavía ni has venido a vernos! pero nosotras nos acordamos muchísimo de ti! hemos leido lo de tu hijo! FELICIDADES PAPI!jajaj,le pusisteis Jaime alfinal no?bueno...mola!:) en fin... que haber cuando te dejas caer por Olvera,por el zaframagon, y te traes a Jaime que lo conozcamos!
Un besote PROFEEEEEEEEEEEEEE!:D

Álvaro Romero Bernal dijo...

Me acuerdo muchísimo de vosotros, alumnos de Olvera (y de La Torre, que también hay que especificar, jajaja). Rubén, espero que sigas con las notazas de siempre. Muchas gracias por la felicitación. Y a ti también, María José; espero que todo te vaya bien. A María Roldán y a Silvia Toledo las recuerdo más pequeñitas y con un pavo tremendo. ¿Cómo os voy a olvidar? Podría parecerlo, es verdad, porque no he ido a veros, pero una cosa es no ir y otra muy distinta olvidar a Olvera y su gente, que son inolvidables, de verdad. Entono el mea culpa por no haber ido, pero mantengo que volveré, ya lo veréis. Un abrazo grande grande a todos.

Álvaro Romero Bernal dijo...

Ah, por cierto, podríais felicitarme también porque hoy es mi cumpleaños, aunque se me olvide con la novedad de Jaime, que todo lo supera, jajaja.. Hoy he cumplido ¡¡¡ 30 tacos !!! Casi ná.

Anónimo dijo...

¡Enhora buena! El comentario que has escrito sobre tu hijo es precioso. Me alegro mucho. Disfrútalo. Saludos, Celia (tu antigua alumna)

Anónimo dijo...

Felicidades!!=) nos alegramos mucho.Te escribimos ya una vez pero después de enterarnos de que eres papa teniamos que felitar a nuestro exprofesor de lenguaje jajaja.Aver si te pasas por aqui y nos saludas y nos presentas a Jaime! Somos Ana Pérez y Esperanza Verdugo. Besos y abrazos para tí,tu mujer y Jaime.

Isabel Álvarez. dijo...

Álvaro de parte de todos tus antiguos alumnos y compañeros muchas felicidades por ese pequeño tan precioso, un abrazo para la familia.