jueves, 30 de septiembre de 2010

30-S, y paso libre en la S-30

El día después, sindicalistas y gobernantes se dan la manita en las tertulias, como el día anterior con los servicios pactados para el picnic. Hoy por ti, mañana por mí. "La huelga no es para derribar a Zapatero, sino a su política", dice Méndez. ¿Quién es Zapatero sino su política?

Los sindicatos echaron ayer a la calle a sus lobos informativos para asustar a quien quisiera levantar la cancela, descargar el camión. Hoy, se reparan escaparates y se arreglan pinchazos. El miedo ha pasado.

Y Forges dixit:


3 comentarios:

David Carbajo dijo...

Bravo. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Álvaro Romero Bernal dijo...

Hombre, primo!! Cuánto me alegra verte por aquí. No sé cómo interpretar tu comentario. Supongo que has leído otros artículos y te has hartado y cuando has llegado a éste has sentido alivio, jajajajaja...

Un abrazo.

carbajobernal dijo...

No, joder. Jajajaja, la verda es que mientras escribía el comentario pensé que tu podrías pensar eso, pero decidí arriesgarme. Que risa. Leo casi todos los articulos, por largos que sean, de este es que me hizo gracia la viñeta. Para otra vez me curraré mas el comentario. Un abrazo.